EL MISTERIO DE SAN SALVADOR

octubre 4, 2016

04-10-2016

El primer fin de semana de octubre, en Navarra, se han celebrado las Jornadas Europeas del Patrimonio. Los más de 120 eventos repartidos por 58 localidades pretendían  lo mismo: poner en valor, mostrar, difundir y disfrutar el patrimonio artístico, cultural e histórico, tangible e intangible; en particular el más desconocido e inaccesible.  El Ayuntamiento de Sangüesa-Zangoza eligió la tarde del sábado 1 de octubre para sumarse a la propuesta lanzada por el Gobierno de Navarra poniendo la atención en el templo de San Salvador, desde hace veinte años cerrado al uso público y en un estado de deterioro cada vez más preocupante. Tal es así, que el evento, programado inicialmente en el interior de la iglesia, tuvo –por estrictas razones de seguridad- que realizarse, en su mayor parte, en la Casa de Cultura de Sangüesa.

Puntuales a la cita acudieron casi un centenar de personas, entre las que se encontraban Isabel Elizalde, Consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local de Gobierno de Navarra y técnicas del prestigio de Alicia Ancho, restauradora y Jefa de la Sección de Bienes Muebles y Registro del Patrimonio del Departamento de Cultura, Deporte y Juventud.  A todas ellas, dio la bienvenida Angel Navallas, Alcalde de Sangüesa. En su intervención destacaron algunas ideas: el amor y la preocupación que muchas personas de Sangüesa, y amantes del arte en general, tienen por esta joya del  gótico navarro; la importancia de unir esfuerzos para trabajar juntos por San Salvador y la cada vez más urgente necesidad de actuar para rehabilitar este monumento.

El Alcalde finalizó su intervención dando paso a los expertos invitados. En primer lugar, el productor de cine, Dimas Lasterra quien presentó un pequeño audiovisual con imágenes inéditas de 1998, el momento en que se empezaron los trabajos de cata en las pinturas murales. A continuación, Carlos Martínez Álava y Clara Fernández- Ladreda, eminentes estudiosos y especialistas en el arte gótico navarro, fueron  mano a mano -en una sabia combinación de humor, bellísimas imágenes y rigurosas explicaciones- despejando algunos interrogantes que se ciernen sobre la iglesia: sus orígenes, la importancia de sus pinturas, sus esculturas, las semejanzas y diferencias con otros templos, sus singularidades arquitectónicas…

La jornada terminó con una aproximación al exterior de la Iglesia de San Salvador. En el atrio y el lateral de la iglesia bañados por la luz dorada del otoñal atardecer  Clara y Carlos reclamaron la atención de los presentes sobre algunas de las cuestiones tratadas en sus intervenciones.

Al terminar el acto, en el ambiente flotaba el reto lanzado por el Alcalde en su intervención: hay que unir esfuerzos para ¡Rescatar San Salvador!


<< volver