Actualidad



12-04-2019

Hoy viernes 12 de abril, el Ayuntamiento de Sangüesa-Zangoza abre formalmente el Sendero al Puyo del Castillón, paseo marcado y conjunto monumental recién recuperado gracias a una ayuda concedida por el Gobierno de Navarra y el Fondo FEADER en el marco del PDR 2014-2020, gestionado en la Montaña de Navarra por Cederna Garalur.

El Castillón fue una fortificación de las denominadas mayores, o cabeza de merindad, en ella residieron merinos, tenentes y alcaides muy significativos de la época –tanto para la historia de Sangüesa, como de la Merindad o de Navarra-. En sus inicios formó parte del sistema defensivo de la región, controlando con Rocaforte y Aibar entre otros, las comunicaciones en esta importante parte del reino, desde los comienzos del mismo o cuando señoreaba por estas tierras Iñigo Arista o Sancho Garcés (que nació en Rocaforte).

Desde el Puyo, la vista panorámica de la Ciudad, cortada por la Rúa Mayor, es espectacular, mucho más en una noche primaveral.

Como una manera de estrenar este sendero y el acondicionamiento de las ruinas del Castillón, el Ayuntamiento de Sangüesa-Zangoza ha preparado una sesión pública de observación lunar con dos potentes telescopios. Durante la actividad, que será de 21 a 23 hs., se podrán observar los cráteres y montañas lunares. De la mano del divulgador astronómico y monitor experto Jon Teus, toda aquella persona que lo desee podrá participar de una observación guiada para disfrutar prestando atención a la luna y al cielo de abril a la vez que aprende Astronomía.

Incluso, todo aquel que lo desee podrá hacerle una foto a la Luna con su teléfono móvil.