Cultura



04-10-2019

Cine, música, teatro, visitas teatralizadas y exposiciones son algunas de las actividades que tuvieron lugar durante los meses de verano en Sangüesa. Al igual que otros años, la programación cultural estival tuvo muy buena acogida por parte de los sangüesinos/as y de los que nos han visitado en este tiempo.

La música al aire libre estuvo presente con tres actuaciones dentro del ciclo de música para jardín: La Tribu Obembe, con un repertorio de versiones muy conocidas de pop-rock; Last Infusión, con un repertorio propio de sonidos electrónicos, jazz y neosoul y; Hutsun Txalaparta, Jaso, Escrich y Lizarraga trío, fusionando la txalaparta y el jazz. En total asistieron más de 450 personas. Además, La Banda Municipal trasladó su tradicional concierto de verano al jardín de la Casa de Cultura, con una gran afluencia de público que disfrutó de los ritmos de la música latinoamericana.

Un año más Sangüesa formó parte de la programación de conciertos de Kultur, que celebró este año su vigesimocuarta edición. El veterano rockero Elliot Murphy amenizó la noche del 23 de agosto en la Plaza de las Arcadas, consiguiendo congregar a más de 600 personas. El concierto fue todo un éxito y el público disfrutó de algunos de los temas más míticos del neoyorkino, acompañado por toda su banda.

El cine de verano ya es toda una tradición en la agenda de verano de Sangüesa. “Spiderman. Un nuevo universo”, “Hotel Transilvania 3”,”El regreso de Mary Poppins” y “Los increíbles 2” fueron las propuestas para este año. Más de 750 personas disfrutaron del cine al aire libre en la Trasera del Carmen.

Las artes escénicas en la calle, actividad habitual en Sangüesa, tuvieron dos citas en el calendario; “Aúreo”, un espectáculo circense y de acrobacias de la compañía Uparte y ; “OhLimpiadas”, un espectáculo de humor y baile para todos los públicos de la mano de Sincronazidas. Ambas funciones tuvieron lugar en el Colegio Luis Gil y más de 400 personas disfrutaron del teatro en la calle. Un año más, las visitas teatralizadas estuvieron presentes en las calles de Sangüesa a cargo de la compañía TDiferencia. Una cazafantasmas, una políglota guía y un monje mostraron la historia y entresijos de Sangüesa a más de 400 sangüesinos y turistas.

Este año con motivo del centenario de los Reyes Cristianos y los cabezudos Pocaboina y Calvo, han tenido lugar diversas actividades como el concierto de los Gaiteros de Sangüesa, la concentración de Comparsas o la presentación del libro “Sangüesa, 100 años de gigantes”, escrito por los sangüesinos Arturo y Javier Navallas. Además, durante el mes de septiembre se ha podido visitar la exposición de fotografía antigua organizada por el grupo cultural Enrique de Albret “100 años de gigantes y cabezudos”, la cual ha tenido una gran acogida entre los habitantes de Sangüesa.