Ayuntamiento Sangüesa / Zangozako Udala

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
03 de marzo de 2021

Semana del árbol Sangüesina

Foto noticia

Más de 150 árboles han sido plantados esta semana pasada en diferentes términos de Sangüesa-Zangoza.

El domingo 21 fueron plantados unos 120 robles en el Paco Ugasti. Aprovechando claros entre los pinos, 25 voluntarios y voluntarias de entre 2 y 71 años dedicaron unas horas de la mañana de domingo a plantar estos pequeños ejemplares de un año. Procedían de las bellotas recogidas por Juan Pedro Aramendia en el otoño de 2019, sembradas en maceta, habían germinado echando unas buenas raíces y alcanzado un porte de unos 20 cm.

El tiempo acompañó y disfrutamos de una buena mañana para terminar el trabajo en familia. Se colocaron protectores a algunos de los pequeños robles para comprobar si los que no lo tienen son comidos por liebres o corzos y tomar la decisión de proteger a todos o bien quitar los protectores puestos. La oportuna lluvia de ese lunes fue un regalo añadido, como riego de implantación, inmejorable.

 

El miércoles y el jueves fueron los alumnos y alumnas de quinto y sexto de Primaria del Colegio Público “Luis Gil” y de Zangozako Ikastola quienes estuvieron plantando álamos blancos, Populus alba, la especie autóctona más típica, en Cantolagua. Dentro del proyecto de seguimiento y conservación del “Nóctulo mediano” los escolares participaron en la actividad que comprendía la explicación de Antonio Vilches, uno de los biólogos encargados del proyecto, sobre las características del murciélago, la interpretación del ecosistema, las interrelaciones entre árboles, pájaros picapinos y murciélagos y los propios alumnos que con su trabajo de plantación iban a contribuir a su mantenimiento y mejora.

Son los álamos precisamente por su madera blanda, uno de los árboles preferidos por los picapinos para hacer sus nidos. Además no faltó a la visita: se escuchaba con claridad su potente pico contra la madera.

Cada grupo burbuja plantó un círculo de cinco o seis álamos dispuestos de este modo para favorecer el crecimiento sin inclinación del árbol central. Al hacerse competencia unos a otros en la búsqueda de la luz crecen hacia arriba verticalmente. Cuando ya tengan la altura conveniente para crecer sin ese apoyo se quitarán los árboles de alrededor para permitir el desarrollo pleno del central. De este modo nos aseguramos que los árboles no crecerán inclinados lo que es conveniente en zonas tan transitadas como el paseo de Cantolagua.

 

Y gracias de nuevo a la afición y el trabajo de dos vecinos, Luis Mari Sola y Diego Aristu, se plantaron el sábado pasado, 10 robles, en la subida a las casas de María Azpilicueta. De la especie Quercus subpyrenaica y aproximadamente de un metro y medio de alto, estos ejemplares tienen cuatro años de edad. Criados en la rica tierra de Baratiñones han crecido de manera espectacular. La brigada municipal  les colocará un tutor para evitar que se rompan y de este modo, las futuras generaciones de sangüesinos puedan disfrutar de su presencia.

NOTICIAS RELACIONADAS

Imagen Milanos en Sangüesa / Zangoza

Milanos en Sangüesa / Zangoza

Recientemente se han publicado los datos del estudio: “Dormideros invernales de Milano Real en Navarra: evolución demográfica, caracterización y uso”. Memoria 2021/2022...

Facebook
Instagram
whatsapp